sábado, 8 de octubre de 2011

Ocasión de leer un Libro

Hace dos meses, caminando por el centro de Trujillo, entro después de bastante tiempo a una feria del libro, la visitaba poco desde esa vez que me compré una obra y al leerla en mi cuarto me enteré que le faltaban 2 hojas, era una edición colombiana de Elogio de la Madastra (Arango Editores) que me costó 10 soles, pues bien, al entrar a una feria típica de libros trujillana, lo que más se oferta son libros piratas, hay unas cuantas en que su material es libro de segunda o tercera mano con las hojas recontra manchadas y con olor a mal cuidado.

Dentro de las últimas se puede encontrar uno que otro libro que ha sobrevivido solemnemente o que haya llegado allí por urgencias monetarias, si lo compran barato se vende barato salvo que el dueño tenga conocimientos de que el titulo o el autor sea conocido, eso según mi lógica no en todos los casos se aplica, más interesa el volumen, si es un libro de 500 páginas, vale más, si tiene 100 es oferta.

Entré sin muchas expectativas de lo que pueda encontrar, cuando veo el rótulo de libros originales, me están cojudeando pensé, preguntó por uno cualquiera y la señora que atiende responde mecánicamente 15 soles. ¡Pero si ese libro está sellado, no tiene una leída!

Me puse a pensar de si pueden haber trabajadores que roben libros de Crisol o S.B.S. y los vendan a un precio irrisorio, los vendedores de feria no creo que ganen tan poco por libro, ¿cómo consiguieron tremendo de lote con títulos un poco variados y la gran mayoría de ellos Alfaguara?

También se me ocurrió que sean los libros que se venden en los kioskos, mi tercer pensamiento es que libro iba a comprar. De dos en dos en varios casos o de uno (en el caso de La hija del sepulturero) en varios viajes, fui comprando los libros dependiendo al número de páginas:

A 15 soles: Cuentos Sobre Naturales de Carlos Fuentes (precio librería S/. 39.00), Demasiados Héroes de Laura Restrepo (precio librería S/. 49.00)

Leí el primer libro y el que más me gustó fue el cuento Aura, el ambiente sin luz de la casona, la anciana que se desdobla, ya iba intuyendo como terminaría, porque el mismo escritor te deja datos para que vayas diciendo al final, con razón era de esa manera.

A 25 soles: Un Millón De Soles de Jorge Eduardo Benavides (precio librería S/. 54.00), UN Pequeño Inconveniente de Mark Haddon (precio librería S/. 59.00), los cuales todavía no los leo.



A 38 soles: La Hija Del Sepulturero de Joyce Carol Oates (precio librería S/. 69.00).

Como decía por la cantidad de número de páginas, este libro me costó más, se toma su tiempo al narrar sus eventos haciendo que a veces resulta un poco cansino que repita de vez en cuando, lo que el sepulturero fue con su familia, saltos del presente al pasado, con la historia que tanto como su esposo y su padre guardan algo para sí, todavía no termino de leer, dicen que es eterna candidata a Señora Primavera porque pone como foto antigua, resaltando sus ojos saltones, su amplia frente; que la hacen ver Gótica para una persona común y silvestre.

Hay libros que hubiera comprado como el de Maldita Ternura si Beto Ortiz hubiera venido a la Feria del Libro de la Upao (desistió de un momento para otro), 10 soles por un libro que en realidad vale 22, encima con rúbrica y floro de yo soy tu gran admirador, era una ganga. Otros títulos a 15 soles eran Fotografías de Sala, El Hombre de la Azotea y el Oculista.

¿Libros originales y sellados más baratos que 15 soles?, claro los libros de 10 soles que venden en un conocido super mercado que no es Wong, ni Metro ni Plaza Vea, en este caso sellado es un re sellado porque en la contra portada del libro ponen un etiqueta con Promoción Planeta 10 soles y lo puedas pagar en caja. Acá la opción a elegir no era muy variada, por eso compré:

El Tigre Blanco, la primera novela de Alonso Cueto, en la que 4 personas carentes de lo que se llama amor, tratan de llenar ese vacío, concientes de que el engaño, la indiferencia del otro, los cuernos, el amor imposible, es mejor que lo tienen en sus monótonas vidas. Me quedo corto detallando esta novela y también porque quería que fuera un poco más extensa como lo fue Demonio al Mediodía.

Lo que si no me pareció buena historia fue En Blanco de Eduardo Lores, la forma como redimió sus culpas cuando recordó su falta de escrúpulos no me cuadró, esa religiosidad del arrepentimiento lo dejo para la misa del domingo, al menos fue entretenida y corta.

Y para terminar el recorrido, ayer en otra Feria del Libro, en donde gracias al Premio Nobel, aparecieron sus libros en tapa dura de Alfaguara y El Comercio con el mismo precio de 15 soles, vi a un libro que hace tiempo quería comprar; Lituma en los Andes, primera edición de Planeta, al fin tengo uno de los 210,000 ejemplares, la sobrecubierta está gastada pero su interior está recontra bien, el precio también a 15 soles, no sé si se habrá confundido porque primero pregunté por los libros del El Comercio, pero yo ya estaba corriendo en la calle, escapándome de todo aquel que quiera alcanzarme.

1 comentarios:

Arion dijo...

Alonso Cueto y Eduardo Lores han sido mis profesores en la Católica, pero con quien siempre converso (porque lo veo por lo menos una vez al mes) es con Lores. He leído su poesía pero no la novela.

Muy bueno tu blog, trataré de visitarlo más a menudo.

Saludos,

www.artbyarion.blogspot.com

Publicar un comentario en la entrada