martes, 7 de diciembre de 2010

Sobredosis de More

Para entender Superman Beyond tienes que leer todo lo que ha escrito Grant Morrison incluido New X-Men y Batman y Robin por si acaso, Luisa Lane está grave y súper no es como se siente Clark Kent, cualquiera puede saber su identidad secreta, como Zillo Valla, ella tiene la cura para salvar a su esposa, a cambio debe ayudar a su mundo y al multiverso anverso, su medio de transporte no es otro que el Submarino Amarillo.
.

Si tienes tus lentes 3D del álbum los animales congresistas antiprogresistas del diario El Chino, podrás ver está imagen, si no es así es mejor que saques cita al oftalmólogo para operarte las cataratas.

La nave aterriza en una especie de purgatorio divino y la única comedia sin risa la dice Merryman el rey del limbo aunque parezca el purgatorio, Superman hace equipo con Ultraman, alguien que ya no puede decir Shazam y el Doctor “No quiero que me llamen Manhattan” Adam, como todo comic que se respete nunca debe faltar un mono, que además escribe el libro de infinitas páginas que se leen todas al mismo tiempo, como yo que además de estar haciendo el post estoy haciendo cola en el Banco de la Nación, lugar donde no pasa nada, te puedes quedar media hora en el mismo sitio sin que la cola avance.
.


Mandrakk despertó, los monitores crearon una armadura que recuerdo cada vez que el capitán Memo canta Robot, eres formidable, claro como no ví Mazinger Z, ya saben quien va a ganar, Superman no baja de categoría este año, con otros guionistas (¿J.M.S.?) más parece de segunda.

.
Quitando la metafísica de Morrison, el comic deja de ser lo que es, quedando referencias de otras obras, el guiño de Kent cerrando la puerta ya lo había visto en otra parte, pero con bigote, lástima que solamente esté pensando en el Comediante. ¿Tú que crees?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada