viernes, 4 de septiembre de 2009

El negro porvenir de Morlun

Ororo Munroe, hija de un reportero gráfico norteamericano y de una princesa de la tribu africana de Kenia, más conocida como Tormenta, (“chico de mi barrio con la cara sucia y el cabello largo”) viaja a Wakanda, al fondo a la izquierda de Ruanda en África. Esta nación guerrera es un paraíso ecológico donde los Garcías tienen la posibilidad de elegir si regresan en bolsa o en caja porque su líder T'Challa no permite que su nación sea colonizada por ciudadanos de primera clase conquistadores extranjeros imperialistas.

Una nave impacta cerca del lugar donde se presenta la Reina Ororo, ella va a averiguar, llevándose la sorpresa de que T'Challa fue emboscado. En el hospital le informan que su situación es crítica, debido al coma. Sus chules allegados se sientes indefensos por lo que exigen la elección de un nuevo Black Panther.

Unas cuantas horas antes, nos enteramos que Blackaman visitó a Namor, para ser reclutado también en el equipo ganador de Norman Osborn, cosa que rechaza, pero a la salida le tiene que hacer frente a Doom con la ayuda de sus concubinas (la suerte de ser Rey).

Según las leyes de la selva, el liderazgo de Wakanda recae en las manos de la Reina, hasta que el Rey retorne, eso incluye sustituirlo como Black Phanter. Tormenta acepta las riendas de su pueblo pero no la de su sucesora en el disfraz. Elige a Shuri, que está capacitada y entrenada para ese reto, no es sólo por vara (es la hermana del héroe).

T'Challa las ve negras porque a pesar de que su nave destruye al otro bando salen nuevos robots que los rodean. Doom espera al Pantera que estaba por irse a su nave, después de matarlo va arrasar con su reino de la selva y borrará las mentes de su pueblo, seguido de eso lo quema (literlamente). Una guerrera se sacrifica para que ambos escapen (Ver imagen).


Tormenta conversa con su suegra, hay una posibilidad de salvarlo de la muerte, tiene que invocar a Mefisto para que separe a su amada y disuelva la unión, no mentira, ya no hay más copias de lo que le pasó a Flash con su amada. Aunque es parecido, el espíritu del Rey esta deambulando en el limbo, un chaman tratará de llevar el espíritu de la reina para que ambos se encuentren y vuelvan a casa.

En un lugar lejano pero cercano al continente africano, otros chamanes quieren aprovechar la situación para tratar de conquistar Wakanda e invocan y liberan al neón, que no es otro que Morlún.


El alma de Pantera ve aparecer a la guerrera concubina que le quiere guiar a la luz, él todavía tiene que buscar revancha y no quiere dejar a su familia, pero ella lo quiere convencer que camine hacia su recompensa, él es categórico con un pero yo, eso raya al ser y se saca su disfraz, es la misma pelona que quiere llevarlo, con ayuda de su ejercito infinito de calaveras. Cuando ya no hay una luz de esperanza aparece su esposa y reina Tormenta.

El rey Mono se entera que Black Panther está al borde de la muerte, quiere reportes sobre quienes quieren derrocar el imperio, grande es su sorpresa cuando tiene que hacer frente a la amenaza totémica del amigo de Spiderman, antes de morir envía a su brujo para hacer de correveidile en las tierras de gobierno.

Después de pasar por innumerables retos, trepando montañas, venciendo panteras negras, Shuri consigue la hierba deseada, una vez digerida se convertirá en la sucesora enmascarada, ella se paltea que su madre no esté presente en este momento tan importante, el hermano de la madre de ella, que vendría a ser su tío lo convence de que no es tiempo para niñerías, su pueblo le implora que no desean morir.

Ella se desmaya y los demás esperan a que algo pase. Su alma se presenta ante el Dios Pantera exigiendo que le de poderes, el dios se ofende por su falta de humildad y arrogancia y le da un sermón de las siete horas, se va diciendo que no es representante digna del manto de Black Panther.

Luego de matar a la muerte, mejor dicho vencer a la muerte, un inspirado héroe pronuncia las palabras acorde con la situación: “el amor es más fuerte que la muerte”. Pero como todo sacrificio tiene un precio, una vida por otra, sólo T'Challa va a regresar. La muerte se ríe porque el contrato es sagrado y eterno (para que mencionar mi oído a Quesada por lo similar que se repite una vez más).


La muerte les pide que se vaya de una vez, que si quiere luchar con él, lo hará por toda la eternidad, si quiere manifestarse en forma física, lo hará con las limitaciones como el cansancio y la debilitación.

Cuando despierta ve a los demás esperanzados en que será su última esperanza, al contarles la mala noticia todos están en una situación difícil. Shuri quiere reivindicarse por sus seres queridos por lo que se presta a luchar a Morlún, que se burla de no sabe porque se les llaman guerreros.


Se va al cuerpo del Pantera, que ya saborea su alma, corazón y vida. Con mucha destreza logra atraparlo en una red de adamantium, pero sale como si nada, es llevado hacia donde está el chaman que con su conjuro fácilmente lo desaparece. Después se entera de que en verdad si tiene las habilidades de su antecesor. Morlun aparece en el más allá, la Muerte se sorprende al escuchar diez mil almas en una sola persona, decide dejar ir a la pareja porque está contento con el intercambio que el enviaron.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada