jueves, 3 de diciembre de 2009

Dark Origin: Pecando de Mediocre

El personaje de Eddie Brock ha ido cambiando a lo largo de los años, pero lo que les faltaba contar era el inicio, me cao en la leche, era lo único que faltaba, como a todos los personajes les han hecho su origen, Venon no puede quedarse atrás publicándose Dark Origin (2008). Lo único de “nuevo” es la infancia y juventud de Brock, que es una especie de Pepe El Vivo, con la diferencia de que siempre es maltratado por sus compañeros y sintiéndose culpable de la muerte de su madre al momento del parto. Sentir que no encajas en el mundo no significa que hagas tonterías y después te hagas la victima, eso vemos a lo largo de los cinco números, en las que Eddie hace las cosas sin pensar y sin ningún remordimiento justificándose por sus actos.
.

De cabo a rabo, Zeb Wells hace un personaje simplón y facilista, como la trama no da para un ORIGEN, a partir del segundo número contó la misma historia (abreviada, no aparece Daredevil) del Devorador de Pecados (Sin Eater). Brock trabaja en el Daily Globe publicando en el periódico los testimonios de un impostor con el que mantiene contacto telefónicamente, quedando en ridículo ante el círculo de los poderosos periodistas, culpa de su fracaso a Spiderman por haber capturado al verdadero Devorador, se encuentra con el simbionte, quiere venganza, pero termina derrotado.
.
.
Del arte, lo resaltante es unos cuantos dibujos que sirven bien como Wallpapers hechos por Ángel Medina, conocido por su participación en Hulk, duramente criticado al dibujar a Spawn, pero usado de inspiración cuando hizo Kiss Psycho Circus. En este comic sirve como tributo a la lengua de Gene Simmons, vocalista de Kiss.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada