martes, 22 de diciembre de 2009

Masticando adamantium a las 12:00 horas de la noche


Falta poco para la navidad, para eso los X – Men envían al más carismático de los profesores para comprar el regalo, al mejor estilo de lugar y momento equivocado, un grupo desequilibrado toma rehenes en una tienda, para poder raptar y pedir su respectivo rescate, el líder de los terroristas se manda con un discurso contra el consumismo que trae la natividad, acorde con lo que hace Marvel pero solamente los 365 días del año.
.
.
Lobezno salva a la hija raptada del magnate, yo también me sacrificaría y me arrojaría a una bomba sabiendo que tengo poderes regenerativos. Rob Williams escribe el N° 49 de Wolverine con los gráficos muy irregulares de Laurence Campbell (2007).
.
.
Logan llega a un bar a celebrar el año nuevo en uno de los tantos pueblos corruptos, dominado por una banda de motociclistas llamada “Road Dawgs”; después de despacharse a todo el grupo, llegan los demás dueños del pueblo con todas las armas, Wolverine da un mensaje en estas Fiestas, si con el poder piensan conseguir todo lo que quieren a costa de vidas inocentes como la niña (motivo de la visita del Mutante) que ni siquiera saben su nombre, va a ver justicia y no precisamente divina.
.
.
Eso no es lo que dice el comic pero estamos en el hipotético caso de que si hubiera trama (Greg Hurwitz) ni el dibujo (Jerome Opena) ayuda a pasar la desgracia de leer el comic One Shot “Flies to a Spider” (2009), sólo lo comenté porque estaba acorde a esta época.
.
.
Hasta al próximo año Fellas, que tengan una feliz navidad y un año nuevo lleno de planes por realizar.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada