viernes, 4 de diciembre de 2009

El Legado de Hulk



En el n° 600 de Incredible Hulk, Jeph Loeb en uno de sus acostumbrados “a que no te lo esperabas” hizo que el IncREDible Rulk drene a Hulk dentro del cuerpo de Bruce Banner, que se encargue Greg Pak de arreglar el porque Banner ya no tenga una pizca de rayos gamma, por lo que quedaron ahora sólo el monstruo rojo (con todo su “argumento”) y el hijo del monstruo verde, para esto Pak regresa a la numeración de Incredible Hulk.


El guionista nos narra como un padre (¿no era que Bruce no estaba consciente de lo que hacia su alter ego?) prepara a su muchacho para la batalla cuando vuelva el ogro que sigue molesto con todos, Skaar debe estar en condiciones de una War Son Hulk IV, su primer oponente es Juggernaut, quien es vencido por la furia del golpe de su oponente, mandándolo al espacio.





En el dibujo de Ariel Olivetti vemos que la ultima pagina que dibuja, es el diseño de una cara que nos anuncia lo que se viene en el próximo número, en el N° 601 está Juggernaut sentado en su sofá, en el N° 602 pone a Wolverine (otro homenaje, del clásico comic N°1 del mismo personaje), la trama en este número nos trae, como los hijos no deseados quieren lo peor para sus progenitores, Skaar se encuentra con Daken, ambos tienen mala actitud, tatuajes y sed de venganza por ser abandonados.

Como curiosidad quien dibuja a Daken haciendo amigos es Giuseppe Camuncoli, que se encarga del arte en la mayoría de las páginas, lo que da una atmosfera refrescante complementándose con el trabajo de Olivetti.


Pak cambia la imagen de Bruce Banner como lo hizo antes con Hulk, Bruce a pesar de que no tiene súper poderes, es un científico que con sus creaciones puede ser más siniestro que su contraparte, es muy calculador, mató a su padre no por accidente sino porque se lo merecía, por los años de maltrato hacia su madre.

Ahora nos da algo que pensar, Banner se convirtió en Hulk para proteger al mundo de si mismo. A pesar de que los personajes de Marvel le digan que está haciendo lo incorrecto al ayudar a su hijo, éste se aferra y puede hacer cualquier cosa por su primogénito (Loeb aprende de Gregory).


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada