martes, 5 de enero de 2010

Cage: Un Blanco Perfecto

Es otro año y para dejar de lado los comics del montón voy a cambiar de aire por un momento para reseñarles una obra un tanto compleja. Un héroe de alquiler que tiene varios nombres: Power Man, Cage, Antibalas, Negro Kábala, Colirio, etc. es contratado por una humilde madre de familia para encontrar a los asesinos de su hija, acepta el trabajo porque su novia también murió baleada en su pasado lleno de consecuencias sin poder olvidar. Así se inicia una aventura en el gueto de los setentas, donde un extraño llega a un lugar donde no es bienvenido y menos si viene para tratar de hallar respuestas, incumbiéndose en asuntos donde dominan las mafias, los policías corruptos, los políticos deshonestos y todo lo peor que hay en la sociedad.


Personajes lúgubres, sin escrúpulos, dueños de los demás pobres tontos del barrio; como Lonnie Lápida, Clipto y Martillo; el lenguaje procaz con situaciones llenas codicia, que utiliza Brian Azzarello va de la mano con el ambiente decadente y miserable que crea el dibujante Richard Corben, experto en comics para adultos.


Yo hubiera preferido que no sea un final ambiguo, el escritor estaba pensando en que otro guionista pueda seguir con su senda, craso error, hasta ahora no hay una segunda parte, dejándome con la sensación de que algo falta (un final feliz). Esta serie de cinco números, titulada Cage, es de la línea editorial Max publicada en el 2002.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada