jueves, 7 de enero de 2010

No ir de frente al Pulp


Black Death es un ser de 200 años que gracias a un meteorito que cayó en Smallville, se convirtió en un ser radiactivo monstruoso (la apariencia lo es todo), juntó a su grupo terrorista del mal y lucho contra Lazarus “El Eterno”, apodo que tiene origen al poseer una máquina que puede producir clones Wars que crecen aceleradamente pasándoles sus conocimientos de generación en generación, Doctor Lester descubre dicha máquina.

Después de muchos experimentos tratando de comprender su funcionamiento nacen los “gemelos” Xander, Yuri y Zack Aniquilante, el primero era tan tempranamente psicótico que fue puesto en refrigeración para emergencias. Matan a Yuri y Zack tiene la opción de rendirse pasando al Programa de Protección de Testigos que ofrece S.O.S., así su vida llena de adrenalina se convierte en una absurda rutina como ayudante de servicios sin importancia.
.
.
Los medicamentos que ingiere para eliminar sus habilidades no surten efectos por las mismas drogas que toma Morrison y Warren Ellis. Todo este origen lo desconoce el protagonista Zack, que sale por las noches con un antifaz luchando contra la justicia contra los ciudadanos indefensos y sonsos que se les ocurre andar descuidados en lugares oscuros, pidiendo ser abusados por asaltantes. Debido a eso, no puede seguir manteniéndose en el anonimato y es ubicado por su grupo sanguinario.
.

Que fácil y sencilla suena la trama hecha por la dupla Ed Brubaker y Sean Phillips en Incognito (Icon, 2009), pero para eso se tiene que leer el último sexto comic porque la trama llena de vacios y en el que predomina la lucha de bandos para el control o destrucción de lo previamente establecido. Este argumento no es nuevo, ya Brubaker escribió que un espía bueno pasara al otro lado en Sleeper, en Incognito sucede al revés, agregando la cuota de superhéroes con fuerza extraordinaria, elementos de pulp y noir de Criminal.

Según el guionista Según Brubaker, su idea es el cambio que tiene un ser sin moral fingiendo ser un ciudadano común y corriente; todo por el instinto de sobrevivencia que tiene todo ser humano, tenga superpoderes o no.

Sin antes no tenias reglas, ahora estas en un mundo lleno de reglas y parámetros que te dicen que se tiene que hacer y que no, sintiéndose en un lugar peor que la cárcel. Zack no cambia de bando porque afloró su instinto bondadoso contra los indefensos, era lo único que le quedaba hacer. Si robaba un banco, los muchachos del S.O.S. ya sabrían que fue él, va ir derechito a la cárcel junto al jefe de su banda que creía que estaba muerto.
.
La historia esta narrada en el presente pero tiene una fuerte influencia de los años 30 y 40, época en que los comics estaban dirigidos a personas mayores con un Superman y Batman violentos e impredecibles.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada