lunes, 25 de enero de 2010

Que bueno que era el Capitán América, que malo que es Loeb

Se acerca la saga “más polémica” de Loeb: Fallen Son, no sé porque tanta expectativa por este comic, al leer los cinco números de Negación, Ira, Negociación, Depresión y Aceptación se van a dar cuenta que no es nada del otro sábado.

Comenzamos con Wolverine (Dibujo de Leinil Yu) que no se convence de la muerte del Capitán América y quiere ver el cuerpo de Cristo (ah caracas ese era Batman, olviden lo que dije, pero en serio el Capitán murió por todos nosotros). Se encuentra con el resucitado Bucky (que en realidad no estuvo muerto sino que sólo le lavaron el cerebro, para mayores detalles revisar Wikipedia) pero no acepta acompañarlo a ver el Cuerpo, el que si lo hace es Daredevil y con la ayuda de Doc Strange ingresan a Hellcarrier, en la prisión de Crossbones, la gran pregunta que se plantea en este número es: ¿quien disparó los tres agujeros que hallaron en la autopsia? (aunque un orificio ya estaba allí desde hace tiempo).


Si sabemos que Logan no puede morir por nada del mundo, resulta innecesario los balazos que recibe sólo porque necesariamente tenia que haber acción.

Sigamos con Los Vengadores, con el arte de su colaborador habitual en Hulk, Ed McGuiness, como si no fuera suficiente una historia por comic, en el N° 2 nos cuenta dos historias, la de los Mighty Avengers tras el cuerno robado por Tiburón Trigre y la de los New Avengers, jugando una partida de Poker con el invitado especial La Mole (lo de siempre, muchos personajes poca trama).
.

A los que pensaron que Spiderman es irritante en Back in Black y que algunos lo comparan como si siempre hubiera sido así, acá la cosa es peor con un Peter arrebatado que busca pelea con Wolverine por no tener consideración con su líder muerto (come on).

Si El capitán América (trazos y trozos de Romita Jr.) está en otro mundo (gracias Brubaker) ¿porqué tiene un número como protagonista?, ¿quizás alguna batalla recordando el pasado por alguno de sus allegados?, ¿será que nunca estuvo muerto y/o aparece como un fantasma a algún súper hérore? Nancy, como es clásico en Loeb, el ex Hawkeye, Clint Barton es convencido por un día de llevar el traje del Capitán América, obviando que Barton también estuvo muerto y hay diálogos que nadie entiende sobre eso.
.

Loeb, juguetón como el solo, aprovecha su dizque parecido físico y manejo de habilidades con Steve Rogers para que sea el Nuevo Capitán América, ni siquiera es enterrado y quiere que odie a Iron Man por buscarle un reemplazo con la excusa de que todos lo necesitan, tontería tras tontería. Lo mejor del comic, es la siguiente frase: ¿Crees que porque estaba muerto nunca leí los periódicos? Genial, sino mata a personajes como es el último caso del General Ross, Loeb los revive.

Lo que hace con Spiderman (dibujo de David Finch) es horrible, llora hasta por gusto, teniendo a la culpa y al sufrimiento como Motor y Motivo (por lo Monsefú). Si no eran patas del alma, ¿Porqué tanto lloriqueo?, ¿Qué tiene que ver la tumba del Tío Ben con todo esto o Gwen Stacy con su caída?, eso de lo que la muerte de sus seres queridos lo rodea, es un cliché que seguirá siendo usado hasta el cansancio.
.

Y terminamos con Iron Man, lo mejor de la saga (lo digo en parte por John Cassaday), incluye 5 posters sin mucho de argumento el que el TÚ puedes cortar y pegarlo en donde prefieras. Llegó el entierro del Capitán y todos están allí para darle el último adiós con todas esas frases que siempre se utilizan cuando un ser querido se va: Era tan bueno con todos.
.

No podía faltar el no era lo que estabas pensando de Loeb, Rogers no fue sepultado en Arlington sino que Iron Man piensa enterrarlo en el Ártico con Namor cuidando su cadáver, ¿acaso la Laguna de Yanganuco también es su reino? En fin, el hecho de que el mundo de los súper héroes sea pura ficción no signifique que reinen las incoherencias, de ahí que algunos críticos y guionistas subestiman al género.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada