viernes, 15 de enero de 2010

El Solitario Meditabundo


Tengo poco tiempo para leer comics y menos comentar 6 números de tal autor o encontrar un hilo en el que todos los Posts estén relacionados por guionistas o por comic (traté de hacerlo, lo juro). Pero para eso están las mini historias, que no por eso dejen de ser más fáciles, a falta de panes...

Una mujer fue hallada muerta en un cuarto de hotel, Batman averigua el caso, llora observando la escena (no es sarcasmo), al ver el rostro de una mujer sin vida, indefensa de la maldad del mundo le hace recordar a cuando vio la cara de su madre tirada en el piso con el collar roto e intentando lograr que se despierte.

Cuando se balancea por la ciudad rumbo a la Baticueva recuerda su adiestramiento con cuerdas afianzándose en la acrobacia sin red que lo sostenga. Confundido por todo e intentando descubrir como funcionan las cosas, desarma una calculadora y lo vuelve armar, lo que en el futuro le daría la capacidad de armar sus múltiples artefactos con la respectiva patente.

Mientras esta en la habitación del asesino, rememora su entrenamiento zen con su profesor Moisés que le sirven para estar preparado para el ataque.
.

Un Senador intachable se quita el problema de un hijo en una prostituta callejera y sigue su vida tratando de que todo transcurra normalmente. Hasta que llega Batman diciéndole que siempre estará tras los pasos de gente como él, por eso se convierte en lo que es desde hace 70 años. No le dieron oportunidad de elegir otra profesión más que ser El Vengador de la Noche.
.
.
Otra corta historia más de Black & White: “Batman para convertirse en murciélago” (2000) de Warren Ellis y el noventero Jim Lee, que fue incluida en el número 1 de Gotham Nigts. Aunque me sé de memoria el origen, siempre es bueno que por culpa de un crimen nos hagan recordar el porque se llama Warren Ellis. El primer dibujo no sé donde lo había visto antes, se me hace conocido por un tal Hush, en fin.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada