lunes, 22 de marzo de 2010

Cavando tu Propio Foso


Esta historia fue escrita por Adolfo Bioy Casares (adaptada por Emilio Balcarce y dibujada por Eduardo Risso para el comic). La Argentina en Pedazos era una sección de la Revista Fierro, donde Ricardo Piglia hacia un ensayo sobre determinados autores argentinos de la talla de Julio Cortázar, Jorge Luis Borges, Manuel Puig, etc y que servía de preámbulo para su respectiva adaptación en comic. Se hizo un libro recopilatorio con 13 historias en 1994, sólo voy hablar de: Cavar Un Foso.


Unos jóvenes esposos soñadores, creen que el mundo es suyo, como oficinistas no sentían la libertad de tener un negocio propio, se endeudan y logran comprar una especie de Motel Bates, al que el tiempo no les daría la razón, no tenían huéspedes y no querían que el sueño de “La Soñada” terminara tan rápido por la cruel realidad de la ciudad, donde todo transcurre en la monotonía, obligados a trabajar en un empleo que no les gusta pero al que no pueden renunciar porque la carga familiar no les permite darse esa alegría.


La solución llega a su puerta, el único inconveniente: la maleta tenía dueña, una señora que conmovida por la hospitalidad de la pareja, les cuenta que tiene el dinero suficiente para comprar una propiedad, se desvió del camino y necesitaba urgente un lugar para descansar y seguir su recorrido el día siguiente. Aquí es donde la historia se hace más “noir”, los esposos no quieren desaprovechar la “oportunidad que se les presenta” y deciden llevar a cabo su plan, enterrando el auto con el cuerpo en un acantilado, pagan sus deudas, pero la felicidad otra vez es efímera.


Encuentran el carro y comienzan los interrogatorios, Raúl Arévalo es más nervioso que su esposa Julia, aún así, no levanta muchas sospechas.

Alguien los sigue mientras pasean en carro, si ya mataron nada les impedirá seguir en ese rumbo, desbarrancándose la extraña identidad en las mismas aguas que la confiada occisa.

Por un fin, nuevamente hay un comensal en el restaurante, viene cada tarde y se sienta en la misma mesa, incomodando a Raúl y su pareja, al fin se anima a contarle, es allegado al segundo accidente, era padre de la señora con la maleta, le pareció que su hija estaba en el auto y la siguió sin saber en el destino que le tocaría.La familia Arévalo se dispone a descansar, agobiados por el esperado final en que se encuentran,; uno propone que ambos se maten, es preferible morir juntos que separados en distantes celdas, no hay acuerdo y a esperar el día siguiente.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Oye no se te vaya a derretir el cerebro por leer algo diferente a tus amados musculosos en mallas, cuidado trujillano!

Jaime Rodriguez dijo...

Ya y que más? sólo dos líneas que no tienen nada que ver con el tema, y tu helado ya se te chorreo?

Ok señor inteligente, para la próxima pon tu comentario con nombre y apellido, no me hagas perder el tiempo, buscar en google y encontrar que piensas lo mismo que cierto administrador de blog que se queja del 99.99% del comic mainstream y que casualidad en su bienvenida opina lo mismo: "hombres musculosos vestidos con mallas multicolor paseándose por el mundo en busca de derrotar al archivillano de turno", argumento que repite de cuando en cuando y que se sintió gozozo que lo desfloren con su primer comentario, osea ya no es pito.

¿Porque no se unen y conversan lo que les gusta mentes gemeleas? de paso asi me dejas de joder con tus comentarios infantiles y simplones.

¿Me estas tratando de bajar con eso de trujillano?, dime nomas acomplejado, como si ser de una ciudad en particular, fueras más que los demas, ja.

Mi cerebro está normal y el tuyo? y mis biceps tambien por si quieres tocarlos, si te pones mallas mejor.

¿Si no te gusta lo que lees, que demonios haces aca?. Chau amado, besos a tu hermana.

Anónimo dijo...

Buena!!! lo re cagaste!

Jaime Rodriguez dijo...

Tiempos aquellos.

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada