miércoles, 3 de marzo de 2010

La Broma de Bolland


¿Qué pasaría si le quitas la tinta de John Higgins en La Broma Asesina?, eso se preguntó Brian Bolland, no sé si es porque ya han pasado más de 20 años en que se ha visto opacado y sienta que ya es hora de ser un artista más completo. A mi parecer, la nueva tinta hace que el comic pierda la pesadilla que es todo el episodio, con las tonalidades naranjas, rojas, amarillas, verdes, violetas de cada viñeta hacen que la impotencia se imponga, sólo se actúa con locura, ya que estás harto de los desplantes y sin sabores (sobre todo sin son económicos) que te pone la vida o que un maniático te imponga como el único medio de salvación para poder soportar la posible pérdida de tu hija (no existe el ser normal en el mundo irracional).
.

Sin eso, no sirve de mucho los colores convencionales de Bolland, sólo escenarios demasiados reales y comunes con mucho tono pastel; con saltos al pasado en gris con un objeto rojo que sobresale, cuando no debería haber una diferenciación entre pasado y presente; no son lados opuestos, lo uno es lo consecuencia de lo otro, la explicación de porqué un perdedor se convirtió en el desquiciado que todos conocemos.
.

Una lectura hoy en día del comic La Broma Asesina de Moore pierde lo chocante que fue ver en los ochentas a un Gordon calato, sodomizado, viendo las fotos de su hija desnuda con una bala en su columna; en la actualidad pasa a lo cotidiano, quedando más para la anécdota.
.
.
Esta nueva edición incluye además “An innocent guy”, en el que Bolland sigue practicando sus nuevos hobbies: escribir historias y entintar sus dibujos, esta vez el blanco y negro recopilado en el Tomo 4 de Black & White (nótese como elimina otra vez el circulo en el símbolo del traje); la historia toma mucho elementos clásicos como la Sala de Trofeos de Batman, el regreso del Trío Terrible, el Pingüino y su máquina de escribir gigante y otras cosas que están bien para unas cuantas páginas de homenaje. No esperen ver un artículo de Alan Moore entusiasmado por este suceso.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada